Prudential Seguros México

Mercadotecnia

Linked In

¿Te has preguntado qué harías si pierdes tu trabajo?

Te contamos cómo hacer un plan de emergencia para administrar mejor tus gastos

5 min de lectura

Puntos clave

  • Un fondo de emergencia puede ayudarte a superar la pérdida de trabajo sin acumular deudas.
  • Aprende a reducir los gastos innecesarios.

No importa cuánto planees, algunas cosas están fuera de tu control. Y aunque nunca es un buen momento para quedarte sin trabajo, existen etapas muy específicas en las que puede ser una catástrofe, como estar a punto de comprarte un departamento, esperar un bebé en la familia o tener un préstamo hipotecario encima.

A estas alturas, seguramente estás preguntándote ¿cómo podrías superar una dificultad así sin terminar endeudado con todo el mundo? Checa los siguientes consejos.

Cúbrete con un fondo de emergencias

No hay mejor antídoto para las complicaciones financieras que tener un fondo de emergencias. Este es un tema que ya te hemos platicado con anterioridad pero que consideramos imprescindible debido a su importancia, ya que puede ayudarte casi con cualquier tipo de emergencia e incluso lograr que no termines lleno de deudas y ganar algo de tiempo en lo que exploras ofertas de trabajo.

Desafortunadamente solo el 30% de los mexicanos cuentan con ahorros en los que puedan confiar en caso de algún imprevisto, por lo que siempre te recomendamos apuntar hacia un fondo de al menos 3 a 6 meses de tus gastos fijos.

Para lograr esta meta de ahorro con la que puedas enfrentar una posible pérdida de tu trabajo, entre otras cosas, inicia un plan de depósitos automatizados con tu banco y considera la posibilidad de incluir en él incluso tus saldos a favor de Hacienda o cualquier dinero extra que no necesites para la vida diaria hasta que tengas suficiente dinero.

Apóyate en programas sociales

En caso de vivir en CDMX no olvides iniciar tu proceso de solicitud de seguro de desempleo que proporciona el gobierno y asegúrate de que tu empleador te liquide con los pagos proporcionales de las prestaciones incluidas en tu contrato, como bonos, vales, caja o fondo de ahorro, vacaciones y utilidades.

Cúbrete con recorte de gastos innecesarios

Cuando existen problemas financieros graves como la pérdida del empleo, lo mejor es apretarse el cinturón. Si estás a punto de comprar una casa, probablemente lo mejor sea reconsiderar la situación en lo que tus problemas financieros se resuelven, esto podría parecer una decisión drástica, pero es mucho mejor que continuar con la compra existiendo el riesgo de terminar con más deudas y sin un techo donde vivir.

Sin embargo, existen algunos gastos que no deberían de estar contemplados en tu recorte, como tu Seguro de Vida, ya que, ante alguna enfermedad o accidente grave, e incluso la llegada de un bebé, podrías verte pronto hundido en un agujero financiero sin fondo, sin la ayuda del Seguro. Platica con tu Agente para hacer algunos ajustes temporales en tu Póliza y cobertura en lo que mejora la situación.

Enfrenta tus préstamos o créditos

Si tienes créditos o préstamos, acude con la institución financiera con la que tienes el contrato para explorar un plan alternativo de pagos para que tu deuda no termine en incumplimiento e intereses estratosféricos.

Si bien los bancos en México no están obligados a manejar programas para unificar deudas de varias tarjetas en una sola, conocido como consolidación, o modificar las condiciones de tu préstamo, son varias las instituciones que ofrecen planes de este tipo y puedes acercarte a la Condusef para obtener asesoría e información al respecto.

Identifica fuentes de dinero

Si tu desempleo dura más de lo esperado, es posible que, en caso de contar con ahorros para tu retiro, debas tomar dinero prestado de ahí para llegar a fin de mes.

Aunque no es el ideal, usar ahorros de tu cuenta para el retiro es una mejor solución que seguir pidiendo préstamos con altos intereses. Si tienes una Póliza de Seguro de Vida considera pedir un préstamo de ella, y si ya tienes suficientes años pagándola, puedes utilizar tus valores de rescate para liquidar tus primas restantes, aunque esto reducirá el valor de tu cobertura y el beneficio por fallecimiento te dará el respiro que necesitas.

Apóyate en tu familia

Si una de tus últimas opciones es pedir dinero prestado a tu familia, plantéalo como una solicitud de préstamo formal. Aunque de un préstamo familiar pueden devenir muchas más circunstancias bastante estresantes, en un entorno familiar “equilibrado” podrías gozar de una tasa de interés bajo, lo que se traduce en menos estrés financiero.

¿Qué puedes hacer después?

Vivir sin lujos y mantener tus deudas al mínimo siempre son buenas prácticas en una situación ideal, pero también son estrategias invaluables si perdiste tu trabajo.

Haz un presupuesto para ayudarte a ver qué gastos puedes recortar. Considera la posibilidad de tomar un empleo de medio tiempo mientras buscas un trabajo con el que puedas cubrir los gastos básicos de tu vida. Aprende más sobre cómo hacer un presupuesto aquí. También considera platicar con tu Asesor Financiero de confianza para obtener consejos al respecto.

Conoce nuestros planes

Preguntas Frecuentes

¿Tienes alguna duda acerca de tu seguro? Consulta nuestra base de preguntas frecuentes en donde hemos compilado las dudas más comunes acerca de nuestros servicios.

Conoce más

Artículos

Encuentra más información interesante que hemos preparado para ti acerca de cómo un seguro puede cambiar tu vida y por qué es necesario.

Conoce más

Asesoría personal

Nos importas tú y tus necesidades por eso acércate a uno de nuestros Agentes de Seguros Prudential para que te asesore personalmente y así tomes la mejor decisión.

Contáctanos