Prudential Seguros México

Mercadotecnia

Linked In

La lección más importante que puedes darle a tus hijos

5 minutos de lectura

Puntos clave:

  • Ayuda a tus hijos a comprender la recompensa a largo plazo, que puede entenderse como aquello que obtendrán en el futuro si son pacientes y trabajan para ganárselo, así como el autocontrol financiero.
  • Comienza ya, antes de que vayan a la universidad o tengan 5 tarjetas de crédito.
  • La recompensa a largo plazo puede aprenderse y todos podemos mejorarla con un un poco de práctica.

Sí, tus hijos necesitan aprender cómo equilibrar un presupuesto. Y cómo realizar operaciones bancarias en línea, y cómo negociar por un sueldo, un auto o hasta por una casa.

Pero, antes de eso, necesitan aprender una lección fundamental: la recompensa a largo plazo, como la habilidad de resistir en el presente con la esperanza de obtener algo más valioso en el futuro. Esta habilidad no solo tiene el poder de reducir berrinches por juguetes cada vez que entras a una tienda, también ayudará a proteger a tus hijos del buró de crédito y a mantenerlos alejados de las deudas con tarjetas de crédito en un futuro. ¿Cómo? Enseñándoles a controlar las compras por impulso y mostrándoles los beneficios del ahorro.

Roy F. Baumeister, profesor de psicología en la Universidad Estatal de Florida y autor de “Willpower: redescubriendo la mayor fortaleza humana” dice que “de todos los miles de rasgos que la psicología ha estudiado, los dos más importantes para tener una vida larga, feliz, saludable y exitosa son la inteligencia y el autocontrol.” Mejorar el autocontrol comienza con aprender la gratificación a largo plazo.

También existe un famoso estudio llamado "Marshmallow Test", desarrollado por el Doctor Walter Mischel, en el que se demostró que los niños que practican la gratificación a largo plazo tienden a tener calificaciones más altas en los exámenes, mejores habilidades sociales y una mejor salud. Y la buena noticia es que cuanto más lo hagan, serán mejores. "Es como ejercitar un músculo", dice el Dr. Baumeister.

Aquí hay cinco formas muy simples para enseñar a tus hijos esta importante habilidad:

1. Marcar el tiempo.

Siembra las semillas de la recompensa a largo plazo dando a tus hijos sus propios calendarios y señalando las ocasiones especiales que se avecinan: cumpleaños o eventos familiares, salidas al parque o al zoológico. Si no tienes nada programado, planifica algo durante varias semanas. Platica con tus hijos sobre el evento (quién va, qué van a ver) y marca cada cuadro en el calendario hasta que llegue el gran día.

Esta simple práctica no solo asegurará a los niños pequeños que esos eventos lejanos de hecho sucederán, sino que también (eventualmente) aumentará su paciencia y les enseñará que anticipar una actividad puede hacerla más placentera.

2. Dales oportunidades para practicar.

Ofrece a tus hijos pequeñas oportunidades concretas para experimentar los beneficios de la recompensa a largo plazo y para desarrollar un sentido de dominio sobre su propia conducta al practicar el autocontrol. Puedes decirles que tienen 20 minutos para ir a jugar después de la cena, por ejemplo. Incluso si optas por la gratificación inmediata al principio, con el tiempo se darán cuenta de que la paciencia tiene más de una recompensa. Haz que tus hijos trabajen para ese nuevo juguete o tiempo extra de ver caricaturas.

3. Comparte estrategias inteligentes.

El autocontrol no se traduce solo en fuerza de voluntad. De hecho, los investigadores descubrieron que las personas que resisten con éxito las tentaciones se guían de estrategias inteligentes para cumplir sus objetivos. Algunas técnicas comprobadas para ayudar a los niños a ahorrar dinero y evitar las compras impulsivas en la tienda incluyen:

  • Si tu hijo quiere comprar algo, sugiérele que espere al menos una semana antes de comprarlo. Para entonces, ya no estará tan entusiasmado y así sabrá si realmente lo quiere.
  • Si te ruegan para que les compres un juguete, ayúdalos a replantear sus expectativas colocando ese artículo en una lista de deseos de cumpleaños o vacaciones y asegúrate de cumplir con esa lista. Los estudios demuestran que los niños no practicarán la gratificación a largo plazo si no confían en que cumplirás tus promesas.
  • Si a tu hijo le cuesta ahorrar para una gran compra, pongan una foto en el refrigerador o en su habitación. El recordatorio visual le incentivará a alcanzar su objetivo.
  • Enséñale a tus hijos adolescentes a no llevar tarjetas de crédito o débito cuando sepan que pueden sentir la tentación de gastar mucho dinero.

4. Ármalos de tolerancia.

A la edad de cinco o seis años, la mayoría de los niños están listos para manejar sus ahorros y, si los haces responsables de la compra de productos no esenciales que van desde una goma hasta el último juego de PlayStation, entenderán qué es el ahorro, el gasto y por qué debemos hacer presupuestos, mientras sus finanzas no corren riesgos todavía.

Es importante que los niños "aprendan a ahorrar dinero y se enorgullezcan de su logro”. La clave es proporcionarles el dinero necesario para que aprendan a cubrir sus gastos básicos, para cuando quieran ahorrar para comprar cosas más costosas, sin que tengas que rescatarlos. Así tus hijos aprenderán rápidamente que si compran todas las chucherías que llaman su atención, no tendrán los ahorros necesarios para realizar compras más significativas en el futuro.

5. Muéstrales el poder del ahorro.

La lección: Invierte tu dinero hoy y podrás hacer mucho con él mañana.

Déjalos jugar con calculadoras en línea para que vean cuánto dinero ganarían si ahorran $10, $20 o $50 cada mes. Se sorprenderán al descubrir que si ahorran solo $1,000 al mes desde la edad de 18 hasta la edad de 68 años ganando 5% de interés, terminarían con $900,000.

¿Qué puedes hacer después?

Implementa una versión apropiada para la edad de tus hijos con alguna de las cinco ideas presentadas. Estudia su reacción a medida que aprenden la valiosa lección de la recompensa a largo plazo y sigue inspirándolos para que desarrollen hábitos financieros saludables.

Conoce nuestros planes

Preguntas Frecuentes

¿Tienes alguna duda acerca de tu seguro? Consulta nuestra base de preguntas frecuentes en donde hemos compilado las dudas más comunes acerca de nuestros servicios.

Conoce más

Artículos

Encuentra más información interesante que hemos preparado para ti acerca de cómo un seguro puede cambiar tu vida y por qué es necesario.

Conoce más

Asesoría personal

Nos importas tú y tus necesidades por eso acércate a uno de nuestros Agentes de Seguros Prudential para que te asesore personalmente y así tomes la mejor decisión.

Contáctanos