Prudential Seguros México

Mercadotecnia

Linked In

¿Para qué ahorrar primero? Finanzas familiares sin dolor

3 min de lectura

Puntos clave

  • Prioriza tu retiro por sobre las necesidades de la familia.
  • Haz un balance entre ayudar a tus hijos y a tus padres.
  • Aprovecha al máximo los recursos y programas gubernamentales gratuitos.

¿Te sientes en medio de tus responsabilidades de ver a tus hijos crecer, tus aspiraciones para un buen retiro y tus padres envejeciendo? No te preocupes, no estás solo, eres uno de los miles de mexicanos pertenecientes a la curiosamente llamada generación sandwich, que son quienes comienzan a encontrarse en la etapa en la que deben cuidar a sus padres adultos mayores y continuar con la responsabilidad de criar a sus hijos pequeños.

Y aunque es estresante lidiar con las demandas de esta etapa de la vida, no tiene por qué ser una lucha financiera. Si tomas medidas inteligentes para administrar tu dinero, puedes financiar tus objetivos para el retiro y ayudar a tu familia al mismo tiempo.

Enfócate primero en ti

La mayoría de los padres recuerdan los días en que cuidaron a sus hijos recién nacidos. Los horarios de alimentación nocturnos y la supervisión constante son suficientes para que cualquier padre primerizo termine exhausto, tanto física como emocionalmente. Pero, si no te detienes para cuidarte, atender al pequeño será casi imposible y lo mismo pasará con tus finanzas.

Para mantener el mismo nivel de vida en el retiro, muchos expertos sugieren ahorrar al menos 10% o 15% de su ingreso neto en quincena. Si puedes lograr que esto se realice automáticamente, siempre guardarás primero para este objetivo sin tener que volver a replantear un presupuesto cada mes (y arriesgarte a cambiar tus prioridades).

Equilibrar padres vs hijos

No hay una forma correcta o incorrecta de organizar tus otras metas financieras. Tal vez la educación universitaria de tus hijos aún esté a años de distancia, pero si uno de ustedes está enfermo, necesitará atención. Quizás tus padres estén sanos, pero tienes dos hijos destinados a la universidad en solo un par de años. Cada familia es única y solo tú sabes en qué se pueden utilizar mejor los recursos.

Mira a dónde va tu dinero cada mes usando tu aplicación de presupuesto favorita (muchas son gratuitas), y haz ajustes donde puedas recortar el gasto en las cosas menos importantes. Los grandes gastos como los autos y los pagos recurrentes, como la televisión por cable y los teléfonos celulares, son temas en los que puedes recortar tu presupuesto sin un gran impacto en tu vida.

Una vez que hayas optimizado tus gastos, puedes activar depósitos automáticos o dividir tu sueldo en múltiples depósitos directos.

Grandes ahorros para la universidad comienzan con pequeños pasos

Algunos de los inversores más exitosos comenzaron su fortuna masiva con unos cuantos pesos. De la misma manera, concéntrate en comenzar a ahorrar en la educación de tus hijos. La universidad es costosa y el precio sigue aumentando, independientemente de si es una institución privada o pública.

Incluso si no puedes pagar el monto total, depositar solo $200 por mes es algo, y ese número puede crecer con el tiempo.

Conoce nuestros planes

Preguntas Frecuentes

¿Tienes alguna duda acerca de tu seguro? Consulta nuestra base de preguntas frecuentes en donde hemos compilado las dudas más comunes acerca de nuestros servicios.

Conoce más

Artículos

Encuentra más información interesante que hemos preparado para ti acerca de cómo un seguro puede cambiar tu vida y por qué es necesario.

Conoce más

Asesoría personal

Nos importas tú y tus necesidades por eso acércate a uno de nuestros Agentes de Seguros Prudential para que te asesore personalmente y así tomes la mejor decisión.

Contáctanos